A Mi Prima y Casi Hermana

A mi prima y casi hermana, en su cumpleaños, quiero desearle el mejor y más feliz de los días.

Eres mi prima favorita, compartimos tantos momentos únicos, siempre hablamos de todo lo que nos pasa, bueno o malo, agradable o desagradable.

Somos confidentes de secretos que nadie más conoce y nos aconsejamos mutuamente.

¿Qué más se le puede pedir a una relación perfecta?

Me siento muy afortunada de tenerte como parte de mi familia y aunque la distancia a veces nos impida vernos, usamos todos los medios para mantenernos en contacto.

Por eso, a través de este mensaje quiero confirmarte lo mucho que te aprecio, el amor inmenso que nos une y la alegría que me hace dar saltitos en la celebración de un año más en tu vida.

Espero que, como todos los años, tengas 24 horas llenas de diversión. Lamento no poder acompañarte pero sabes que nuestro afecto no perderá ni un poquito de intensidad.
Te amo, prima, felicidades.