Abuela, Lo Que Más Recuerdo De Ti

Abuela, lo que más recuerdo de ti, es que me enseñaste el poder de la oración y el agradecimiento, juntabas mis pequeñas manos en actitud de súplica e indicabas que mirara al cielo con total humildad para agradecer en la noche, por el día que viví y en la mañana por el regalo de un nuevo amanecer. A lo largo de mi vida he seguido tu ejemplo y hasta hoy puedo asegurar que es real.

Son las abuelas las que tienen todo el tiempo del mundo para enseñarnos a través de los juegos e historias, con mucha paciencia y ternura la simplicidad de la vida.

Que los cumplas muy feliz, hoy y siempre.

Te amo infinitamente. Ahora puedes abrir tu Regalo !!!!

Felices 100 años