Hermana Menor Hoy Quiero Dedicarte Unas Líneas

Hermana menor hoy quiero dedicarte unas líneas llenas de agradecimiento. Sé que no soy bueno expresando mis sentimientos pero por ser tu cumpleaños quiero dejar asentado lo importante que ha sido tenerte.

Gracias a ti aprendí a ser fuerte, porque sabía que me necesitabas y no podía mostrarme débil. Me esforcé por ser tu ejemplo a seguir, aunque sé que no soy perfecto siempre hice lo mejor que pude.

En muchas cosas te pareces a mí y me siento orgulloso de que así sea.

Me enseñaste mil cosas, a pesar de ser mujer y de que somos tan diferentes.
No olvides que puedes contar conmigo siempre, aunque ya hemos crecido y sigan pasando los años sí necesitas un paño de lágrimas o algún consejo aquí estaré yo para ti como de niños lo estuve.

Pero sobretodo busca tu felicidad porque si tú estás feliz yo también lo estaré.

¡¡Feliz cumpleaños Hermanita!! Ahora puedes abrir tu Regalo !!!!

feliz cumpleaños

Hermanita Menor Fuiste El Regalo

Hermanita Menos fuiste el regalo más inesperado que Dios me ha dado. Nunca imaginé que esa pelotita de mejillas rosadas que eras cuando te vi por primera vez se convirtiese en mi confidente y mejor amiga.

En los momentos tristes cuando que sentí que el mundo se me volvía muy apretado tú presencia y sonrisa me animaron a seguir adelante.

Hemos caminado de la mano sin soltarnos. Cuando tenías miedo de cruzar hacia una nueva etapa de tu vida, venías a mí, me pedías un consejo y me hacías mil preguntas. Yo siempre me he sentido orgullosa de ayudarte y ver cómo te agarras de mi mano como de pequeñas lo hacíamos.

Feliz Cumpleaños !!!!

Te enseñé todo lo que sabía, cómo pintar, cantar, maquillarte, peinarte y hasta a decir tus primeras palabras. Y aunque no todo fue color de rosa, reconozco que gracias a ti aprendí a ser responsable, ordenada y preocupada. Además hice el mejor curso preparatorio para ser madre.

Te quiero muchísimo hermana menor. Que pases un feliz y maravilloso cumpleaños.

Ahora puedes abrir tu Regalo !!!!

feliz cumpleaños

Eres Una hermana Inigualable, La Menor De Todas

A veces me he preguntado qué ¿con quién más desahogaría mis penas y lloraría por mis fracasos sino es contigo? Eres una hermana inigualable, la menor de todas, pero la que mas me entiende.

Me llena de satisfacción darme cuenta que somos sinceras una con la otra, nos decimos las verdades sin anestesia, y siempre hemos hablado con confianza de nuestras metidas de pata y de nuestros enredos amorosos.

Nunca ha cambiado nuestra buena comunicación, así pasáramos meses o días separadas, volvíamos a vernos y a conversar como si no hubiese pasado ni un minuto. Esa es una sensación que solo conocemos nosotras.

Agradezco mucho que nuestros padres me dieran un regalo tan hermoso como lo eres tú. Sé que mi vida no fuera dichosa sin ti mi querida hermana menor.

Mil felicitaciones por tu cumpleaños. Ahora puedes abrir tu Regalo !!!!

feliz cumpleaños

Feliz Cumpleaños A Mi Hermana Menor

Feliz cumpleaños a mi hermana menor…… Tener una hermana menor fue el primer gran acontecimiento de mi vida, te convertiste en esa persona importante a la que me gustaba cuidar pero con la que también disfrutaba pelear.

Recuerdo cuanto te decía que eras adoptada, que te dejaron en una caja y nuestros padres te encontraron. Me divertía mucho con ello, pero por si aún hay dudas no eres adoptada, llevamos la misma la sangre y si hubieras sido adoptada igual te amaría.

A donde yo fuera tenía que llevarte, porque si no mamá no me daba permiso a mí. Y reconozco que no me parecía divertido pero esos momentos juntos me hicieron crecer feliz. Me enojaba mucho cuando mis amigos me decían “tu hermana está muy linda” o cuando salíamos juntos y me decían “cuñado”.

No quiero que nadie te lastime, porque deseo que mantengas esa sonrisa hermosa en tus labios. Cuenta conmigo para defenderte con mi vida si es necesario.

Qué pases un feliz cumpleaños, lleno de bendiciones.

Ahora puedes abrir tu Regalo !!!!

feliz cumpleaños

El Tiempo

Como vuela el tiempo. Han sido muchas las vivencias que forjamos juntas. Ahora ya estamos más maduras, tú cumples un año más y yo me encuentro más consciente de la bendición que Dios me concedió al ponerte a mi lado.

Sin embargo parece que fue hace poco cuando estaba correntiándote por toda la casa para que me devolvieras lo que me quitaste, o cuando mamá me castigaba porque decía que tú estabas pequeña y yo siempre era la responsable por todo.

Esos tiempos fueron una gozada que no olvidaré jamás.

Cuando jugábamos a la doctora y tú eras la paciente, o a las muñecas y tú eras mi muñeca. Yo decidía que jugar y que no, y tu inocente siempre me hacías caso y me seguías en todo, sin oponerte. Ya luego empezaron esas peleas por tonterías, de las que lamento mucho haberte gritado.

A veces te tenía que vestir y peinar, sentía una responsabilidad enorme de ayudarte, imaginé que eso mismo sentiría cuando tuviese hijos. Fuiste mi práctica para mamá.
Siempre serás mi pequeña hermana, y te amaré con todo el corazón.
Muchas felicidades por tu cumpleaños.