Mi Angel De La Guarda

En un día como hoy cumplirías un año más de vida y te despertarías feliz recordándonos a todos que era tu cumpleaños.

Pero ya no estás, y ahora desde ahí arriba eres mi ángel de la guarda y sé que me proteges y me cuidas en todo momento.

Aún me cuesta mucho reponerme después de tu partida, pero sería capaz de llegar hasta el cielo para decirte lo mucho que te quiero.

Te ganaste un espacio eterno en mi corazón gracias a tu bondad y tus buenos sentimientos, y yo quiero acompañarte con mi pensamiento y desearte un buen cumpleaños al lado de millones de ángeles.

¡Nunca te olvidaré, porque es imposible olvidarse de una persona tan increíble como tú!

Tampoco olvidaré nunca todo lo que me has enseñado, y daré todo lo mejor de mí para que desde ahí arriba seas feliz al ver la persona que soy. ¡Te quiero mucho!

La Luz Que Me Ilumina

Hoy sería tu cumpleaños, una fecha que te encantaba celebrar mientras todos disfrutábamos de tu sonrisa.

Pero hoy ya no estás, y no sabes cuánto te extraño.

Eres la luz que me ilumina, sé que desde ahí arriba estás cuidándome y protegiéndome en todo momento, y nunca podré encontrar las palabras suficientes para agradecerte todo lo que siempre has hecho por mí.

No sabes la suerte que tengo de poder decir que fuiste una persona increíble, llena de bondad, con un corazón enorme y que siempre dio todo por los suyos. ¡Gracias por tanto!

No sabes cuánto me gustaría poder darte un abrazo, decirte cuánto te echo de menos y lo mucho que me haces falta, y simplemente poder reír como lo hacíamos antes.

¡Necesito tanto tu afecto y tus sabios consejos!

Deseo para ti un feliz día y siempre te voy a tener presente en mi corazón. Te quiero mucho.

Un Abrazo En La Distancia

Te deseo un feliz cumpleaños allá arriba, y te mando un abrazo en la distancia de mi parte.

Quisiera poder estar contigo al menos el día de hoy, el día de tu cumpleaños, y poder verte soplar las velas y decirte lo mucho que te quiero. ¡Te extraño tanto!

Tu partida me tomó por sorpresa y sigue doliéndome, y a pesar de los años todavía no me acostumbro a que ya no estás. Pero me consuela saber que desde ahí arriba me cuidas y me guías.

La vida es más triste y monótona desde que tú no estás, echo de menos nuestras risas, hacer planes, incluso nuestras peleas… Gracias por todo el amor que me diste y por arroparme desde el cielo.

Que sepas que siempre te tengo presente y nunca me olvido de ti. Eres un serás una persona especial toda la vida, un bonito recuerdo por el que vivir.

Mi Corazón Se Siente Vacío

Ya hace mucho que te fuiste de mi lado, y sin embargo cada día te extraño más y mi corazón se siente más vacío cada día que pasa.

Te encantaba celebrar tu cumpleaños, te gustaba soplar las velas, pedir un deseo, reírle a la vida… Y yo solo espero que ahí arriba puedas ser todo lo feliz que te mereces.

Siempre fuiste una persona increíble, llena de buenos sentimientos y de bondad, y por todo ello es imposible no echarte de menos.

Guardo tus recuerdos como si fuesen oro, la vida te arrebató antes de lo previsto y todos lloramos mucho tu partida, pero me consuela saber que las buenas personas tienen un sitio privilegiado en el cielo, y espero que hayas encontrado el tuyo.

No olvides por favor lo mucho que te quiero. Pienso en ti a cada instante y lo seguiré haciendo el resto de mis días. Porque sin ti esta vida no es igual. Tú la hacías interesante, divertida, especial.

Feliz cumpleaños, siempre serás alguien inolvidable para mí.

Te Extraño Mucho

Ahora que estás en el cielo quizás puedas verlo todo y saber cuánta falta nos haces.

Así que aprovechando que hoy es tu cumpleaños quiero decirte que te extraño mucho, que no me olvido de ti y que daría lo que fuera por volver a oír tu sonrisa y fundirnos en un abrazo.

Con tu marcha dejaste un hueco imposible de llenar. Siempre me diste todo lo mejor de ti, fuiste un auténtico ejemplo a seguir y me enseñaste gran parte de las cosas que ahora sé. Y eso es algo que jamás podré olvidar.

Del mismo modo que tampoco podré olvidar tu sonrisa, tus consejos, tu afecto y esos ojos radiantes de felicidad. ¡Te quiero tanto y te echo tanto de menos!

Espero que ahí arriba, en el cielo, hayas encontrado toda la paz que mereces, que puedas tener un lindo cumpleaños y que puedas ver que aquí no nos olvidamos de ti y siempre te tenemos presente.