Cuando La Vida No Te Da Hijos, Te Da Ahijados

Tengo el orgullo de manifestar que cuando la vida no te da hijos, te da ahijados para que siembres en un rinconcito de tu corazón, la semilla del amor divino manifestado en ese ser que te entregaron para que seas ejemplo en su travesía por el universo.

Adorado ahijado, tú ya sabes que te quiero como ese hijo que nunca tuve y por eso te he profesado un amor único y especial, tú haces que mi vida sea plena y realizada. Estoy para guiarte pero siempre respetando tus decisiones.

Feliz Cumpleaños, celebrarte un año más vida, me hace muy feliz.