Dios Me Regaló Una Preciosa Ahijada

Dios me regaló una preciosa ahijada hace algunos años atrás, y este obsequio me ha dado muchas alegrías. Verte crecer feliz y ayudarte en tu camino es mi satisfacción.

Ahora que es tu cumpleaños, vas entrando en nuevas etapas de la vida t quiero que sepas que tienes de mis manos para enseñarte, mis pies para caminar contigo para que no vayas sola. Mi hombro para que llores en esos días tristes y mis ojos para ayudarte a ver cuándo hay una piedra que te hará tropezar. Tu solo llámame cuando me necesites.

Eres una niña muy especial y virtuosa, que enorgulleces a toda la familia con tu comportamiento. Pido a Dios que bendiga tú vida para que te vaya bien en todo lo que te propongas.

En este día especial festejaremos tu nuevo año de vida, y te demostraremos todo lo que te amamos.

¡¡Feliz cumpleaños, te quiero un montón!! Ahora puedes abrir tu Regalo !!!!

feliz cumpleaños