Elegirte Como Mi Madrina

Hace mucho tiempo mis padres tomaron una excelente decisión: elegirte como mi madrina.

Eres una mujer llena de sabiduría, alegre, de humor inmejorable, creativa y lo más importante de todo, de conducta intachable.

Das testimonio de vida con tu ejemplo, eres la mejor guía para hacerme crecer en la fe, esperanza y caridad.

Por eso, quiero entregarte a través de este mensaje mis más sinceras felicitaciones en tu cumpleaños.

Le pido a Dios que te regale muchos años más en compañía de tus seres queridos, recibiendo todo el afecto que tenemos para darte. Así también podré disfrutar de tu presencia y lograré aprender todo lo hermoso que puedes brindarme.

Que el Señor te colme de muchas bendiciones este y todos los días de tu vida.

Gracias por ser mi madrina. Te amo con todo mi corazón.
¡Feliz Cumpleaños!