Eres mi prima y te siento más como mi hermana

En la vida hay personas que dicen ser tus amigas, pero de todas las que tengo tú eres la única que ocupa el lugar número uno de la lista. Eres mi prima y te siento más como mi hermana, mi cómplice y la mejor compañía que alguien pueda tener.

Se me escapan de la cabeza tantos momentos que hemos compartido y la gran cantidad de veces que con solo hablarte ya estabas ahí para mí. No sé cómo agradecer todo ese apoyo incondicional que me has brindado desde siempre y que sin duda, es invaluable.

Gracias prima por ser mi guía, mi hermana de corazón; gracias por no dejarme caer y por siempre tener palabras de aliento. Tu generosidad y gran corazón te hacen ser una persona única y espero que siempre hagas parte de mi vida.

Hoy quiero alzar la copa por ti, por tu vida y desearte el mejor de los cumpleaños. ¡Feliz día!