Madrina Preciosa

Madrina preciosa ¿qué sería de mi vida sin ti? Ni siquiera puedo imaginarlo.

Cuando mis padres te eligieron, no se dieron cuenta de lo importante que te volverías en mi vida.

Mis primeros años fueron como los de cualquier niña: felices, llenos de juegos y travesuras, creciendo rápido, aprendiendo mucho. Luego todo cambió.

Y fue en ese momento, cuando mis padres ya no estaban, cuando te encargaste de mí como si fuese tu propia hija. De ese modo, te has convertido en mi madre, mi consejera.

Me enseñaste a seguir adelante, fortalecerme en las adversidades y sacar el mejor partido de las oportunidades que la vida me brinda.

Así, madrina de mi corazón, hemos llegado a este maravilloso día, en el que celebras un año más de vida.

Hemos preparado la mejor fiesta para ti. Todos los regalos y las felicitaciones no alcanzan para expresar el amor por la mejor madrina del mundo: tú.

¡Feliz cumpleaños!

Saludos Madrina

Saludos madrina. ¿Te sorprende este mensaje? Entiendo el por qué.

En mi niñez estuviste muy presente, ayudando a mis padres con mi educación. Después fui creciendo, nuestras vidas cambiaron y cada quien tomó su propio camino.

La distancia nos ha separado un poco y ya no conversamos como antes. Sin embargo, el cariño que siento hacia a ti no ha disminuido.

Aprecio cada día más los momentos que compartimos, tus consejos, tus regaños cuando me estaba desviando del buen camino.

Siempre los tengo presentes en mi jornada cotidiana.

Por eso te agradezco y le pido a Dios que te regale en este nuevo año de vida muchas bendiciones, proyectos cumplidos y nuevas metas por lograr.

También le ruego para que tu existencia dure largos años y puedas seguir ayudando a la gente como me ayudaste a mí.

¡Feliz cumpleaños, madrina!

Hola Madrina

Hola madrina, estoy muy contenta por tu cumpleaños, por eso te quiero felicitar con el abrazo más grande y suavecito que puedo darte.

Aunque yo no te escogí como mi madrina, sé que mis padres tomaron la mejor decisión.

Tengo la mejor madrina del mundo, la más divertida, la más inteligente y buena.

Desde pequeña me enseñaste las oraciones y me explicaste que había un Dios maravilloso que cuidaba de nosotros.

Me ayudaste a recorrer el camino de la fe y me aconsejaste cuando estaba triste o me sentía rebelde. Quiero agradecerte por todo eso y desearte el mejor cumpleaños. Le pido a Dios largo tiempo de vida para ti, salud y prosperidad, como recompensa por tu hermosa labor.

Hemos preparado un pastel muy sabroso en tu honor. Disfrútalo y comparte con nosotros tu día especial.

¡Gracias y felicidades!

Feliz Cumpleaños Madrina Querida

Feliz Cumpleaños Madrina Querida !!!!!!

Estaba muy pequeño cuando me bautizaron, no recuerdo nada de ese día…

Afortunadamente, tomaron muchas fotos y hoy puedo emocionarme al revisarlas.

Allí estás tú, madrina, sonriente, conmigo en tus brazos, prometiendo mi fidelidad a la fe y ratificando tu compromiso de acompañarme en el camino de la vida.

Te digo que has sido una madrina maravillosa, una segunda mamá.

Tus consejos son insuperables y me han librado de cometer equivocaciones de las que me hubiese arrepentido.

Tú, en unión de mis padres, me has conducido con firmeza y cariño, me has visto crecer y madurar. Has tenido un papel vital en la formación de mi personalidad.

Por estas razones y otras que se me escapan en este momento, quiero felicitarte por tu cumpleaños, madrina.

Espero compartir contigo muchos días más de alegrías y bendiciones, seguir contando con tu apoyo incondicional y recompensar tu ayuda con mis buenas obras.

Ya tienes el cielo ganado, madrina. Te amo.

Elegirte Como Mi Madrina

Hace mucho tiempo mis padres tomaron una excelente decisión: elegirte como mi madrina.

Eres una mujer llena de sabiduría, alegre, de humor inmejorable, creativa y lo más importante de todo, de conducta intachable.

Das testimonio de vida con tu ejemplo, eres la mejor guía para hacerme crecer en la fe, esperanza y caridad.

Por eso, quiero entregarte a través de este mensaje mis más sinceras felicitaciones en tu cumpleaños.

Le pido a Dios que te regale muchos años más en compañía de tus seres queridos, recibiendo todo el afecto que tenemos para darte. Así también podré disfrutar de tu presencia y lograré aprender todo lo hermoso que puedes brindarme.

Que el Señor te colme de muchas bendiciones este y todos los días de tu vida.

Gracias por ser mi madrina. Te amo con todo mi corazón.
¡Feliz Cumpleaños!