Nuestro Vínculo, Papá Querido

El tiempo y la distancia pueden deshacer muchas cosas, pero nuestro vínculo, papá querido, es más fuerte que el acero, más valioso que las joyas doradas, eterno como el amor de Dios e intenso como el calor del sol que brilla en el cielo.

Por eso te digo con mucha emoción: ¡feliz cumpleaños!

Aunque no puedo abrazarte como quisiera, te envío con este mensaje una muestra del inmenso cariño que siento por ti.

Eres un padre ejemplar que ha dado lo mejor por sus hijos. Soy fruto de tu amor, tus atenciones, enseñanzas y consejos.

Gracias por hacer de mí una persona de bien, por motivarme a lograr mis sueños y animarme a superar las dificultades del camino.

Espero que pases un cumpleaños muy feliz y disfrutes de todo lo que te han preparado. Los que te acompañan tienen un encargo: darte muchos besos de mi parte.

Brindo por ti y te envío mis mejores deseos: larga vida, salud y prosperidad.

Ahora puedes abrir tu Regalo !!!!

feliz cumpleaños