Te Extraño Mucho

Ahora que estás en el cielo quizás puedas verlo todo y saber cuánta falta nos haces.

Así que aprovechando que hoy es tu cumpleaños quiero decirte que te extraño mucho, que no me olvido de ti y que daría lo que fuera por volver a oír tu sonrisa y fundirnos en un abrazo.

Con tu marcha dejaste un hueco imposible de llenar. Siempre me diste todo lo mejor de ti, fuiste un auténtico ejemplo a seguir y me enseñaste gran parte de las cosas que ahora sé. Y eso es algo que jamás podré olvidar.

Del mismo modo que tampoco podré olvidar tu sonrisa, tus consejos, tu afecto y esos ojos radiantes de felicidad. ¡Te quiero tanto y te echo tanto de menos!

Espero que ahí arriba, en el cielo, hayas encontrado toda la paz que mereces, que puedas tener un lindo cumpleaños y que puedas ver que aquí no nos olvidamos de ti y siempre te tenemos presente.