¡Te quiero Padrastro!

Parece que fue ayer cuando te vi por primera vez, cuando llegaste a casa y no dudaste en abrazarme con tu paciencia, con tu cariño y con tu buen corazón.

Pero lo cierto es que ya han pasado algunos años, y quería aprovechar que hoy es tu día para darte las gracias por todo. Desearte un muy feliz cumpleaños y decirte que te mereces lo mejor del mundo.

Muchas gracias por hacer tan feliz a mi madre y también a mí, por cuidarnos, por llegar y por quedarte.

Espero que este sea solo uno más de los muchos cumpleaños que nos quedan por celebrar juntos.

Que tengas un gran año lleno de buenos momentos, de cariño y de amor, y que yo pueda estar a tu lado para compartir todas las alegrías. ¡Te quiero, padrastro!

Ahora puedes abrir tu Regalo !!!!

feliz cumpleaños